Prensa

GIUSTINIANI: "EL LIBRO SOBRE YPF-CHEVRON ES EL TRIUNFO DEL DERECHO AL ACCESO A LA INFORMACIÓN"

21 de septiembre

(Diario UNO Santa Fe) El diputado provincial presentó la semana pasada en Santa Fe su libro El contrato secreto YPF-Chevron. El intento de sumir en el silencio una historia donde el Estado compromete recursos naturales por 35 años mediante adjudicación directa, sin control legislativo y donde participan empresas offshore.

La semana pasada el diputado provincial, Rubén Giustiniani, presentó en la Feria del Libro que se realizó en la ciudad de Santa Fe su libro El contrato secreto YPF–Chevron. La obra editada por Eudeba y Ediciones UNL es un resumen del contrato que Giustiniani logró que el gobierno nacional le entregue luego de una larga lucha judicial –que inició siendo senador nacional por Santa Fe, en 2013– que terminó con un fallo de la Corte Suprema de Justicia.

En diálogo con UNO Santa Fe, Giustiniani describió los grandes ejes que atraviesa su libro. "El primer eje fundamental del libro y del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que me posibilitó acceder al contrato secreto, es el triunfo del derecho al acceso a la información. Estamos ante un contrato por 35 años, sin licitación, en concesión directa con el que se le dio a Chevron la segunda reserva de gas no convencional más importante del mundo y la cuarta reserva más importante del mundo de petróleo no convencional. Ahí se utiliza una metodología de fracking que está observada desde el punto de vista ambiental en muchos lugares del mundo".

"El segundo punto –continuó– justamente es el ambiental. El fracking es una técnica que está prohibida en toda Europa y que en los únicos dos lugares del mundo que se hace es en Estados Unidos y Argentina. Y no se produjo acerca de este tema ningún debate en el Congreso de la Nación sobre los riesgos que esto implica.

—¿Esos dos ejes explican, de alguna manera, por qué tanto el gobierno nacional anterior como el actual intentaron sumir en un silencio el contrato y que no se conozca el acuerdo secreto entre YPF y Chevron?

—Es una parte. La otra parte que explica el silencio es que este contrato, en realidad, no es una inversión directa de Chevron en la Argentina tal como se anunció en julio de 2013, sino que es un préstamo que le da una empresa offshore de un paraíso fiscal subsidiaria de Chevron, que es Chevron Overseas a una empresa offshore, subsidiaria de YPF Shale Oil Investment One, con sede en Delaware (Estados Unidos). Eso tiene la oscuridad de que actúan una cantidad de sociedades offshore radicadas en paraísos fiscales donde el ingreso y la salida de dinero producido de los pozos de petróleo es imposible de controlar.

—Por lo que usted refiere, ¿además del negocio con los combustibles puede haber otros negocios detrás del acuerdo?

—Todos sabemos, y a través de los Panamá Papers ha quedado en claro, que la existencia de las sociedades offshore en los paraísos fiscales se usan para evadir impuestos y para esconder dinero. Lo curioso en este caso es que la evasión de impuestos pueda producirse por una empresa como YPF, que es una empresa con mayoría de participación estatal que le estaría produciendo un daño al propio fisco de la Argentina.

—¿Tampoco queda claro cuál iba a ser el rol de YPF en el contrato que se firmó con Chevron?

—El rol en el contrato es claro, ya que a través de estas sociedades offshore se licúa la presencia de Chevron en la Argentina. Chevron venía de perder un juicio en Ecuador por 16.000 millones de dólares, contando los interéses, por contaminación ambiental en la cuenca amazónica del Ecuador. Entonces, a través de la estructuración de estas sociedades offshore, la presencia de Chevron prácticamente no existe en esta explotación.

—¿En qué estado está este contrato que fue secreto hasta que la justicia le dio la razón a usted?

—Este contrato está operativo. Tiene una primera parte de 1.640 millones de dólares en préstamos y ya están en una segunda parte y se encuentran en operación en Vaca Muerta.

—¿Los legisladores nacionales tienen herramientas legales para ejercer un control de la ejecución del contrato?

—Ninguna porque no pasó por el Congreso. Ahí hay una denuncia penal radicada por el doctor Ricardo Monner Sans en la justicia federal. Pero eso se está sustanciando en con el fiscal (Jorge) Di Lello y el juez (Sergio) Torres. El problema es que el contrato no pasó por el Congreso como yo lo pedí. Al negárseme eso, argumentando que eran una sociedad anónima, tuve que recurrir a la justicia y luego de dos años tuve el fallo de la Corte para que me dieran una copia del contrato. En realidad, primero me dieron una copia tachada y me llevó ocho meses más, en octubre de 2016, para acceder finalmente a una copia del contrato que entregué una en la Auditoría General de la Nación, una en el Congreso de la Nación, en la Defensoría del Pueblo de la Nación y también dejé copias en distintas bibliotecas del país para que cualquier argentino pudiera acceder a la lectura de ese contrato.

—¿El libro es una etapa más de la difusión del contrato?

—Exactamente porque para interpretarlo el contrato requiere cierto conocimiento técnico y lo que hacemos en el libro es llevar la información a una manera más entendible para todo el mundo.- 

Audios
  • 9 de noviembre
  • Resultados del último Índice de Confianza al Consumidor (Lt2)
  • 21 de septiembre
  • Ley de Educación: "Es una propuesta de unificación de cinco proyectos"
Videos
Medios Sociales
Informe de Gestión

El Centro de Estudios Universitarios, Políticos y Sociales “Igualdad Argentina” está conformado por investigadores, docentes y profesionales que aportan sus conocimientos y experiencias para la formulación de políticas públicas.